¿Qué se celebra hoy 17 de marzo en Italia?

Publicado el 17/03/2017

El 17 de marzo se recuerda un importante evento de la historia italiana. Pero ¿por qué la Unidad de Italia se festeja el 17 de marzo?

En 1861, luego de un largo periodo de luchas políticas y militares dentro y fuera del país, se llegó a la unidad nacional.
La proclamación se realizó el 17 de marzo de 1861 en Torino (Piemonte), ciudad designada como primera capital de Italia hasta 1865, cuando el centro del gobierno cambió y se trasladó a Firenze (Toscana). Sólo desde el 1871 la capital se estableció en la actual Roma (Lazio), cuando la unidad del país fue definitivamente completa.

La Unificación Italiana, se dio ya que desde la desaparición del Imperio Romano a fines de la Edad Antigua y comienzos de la Edad Media, no habían logrado unificarse formando un solo Estado, sino que se hallaban fraccionados integrando algunos reinos y otros estados autónomos. Por el Tratado de Viena de 1815, Italia quedo dividida en siete Estados independientes, a pesar de pertenecer todos ellos a una misma raza, profesar el mismo credo y tener, igualmente, el mismo pasado histórico. Pero en la segunda mitad del siglo XIX el anhelo nacionalista y de unificación que invadió Europa se mostró también vigoroso en Italia. Fue así como los Estados italianos, después de vencer no pocas dificultades y gracias a la labor sacrificada y heroica de muchos de sus patriotas, consiguieron unificarse formando, así, una sola nación, un solo Estado. Este fue el Reino de Italia.

Los estados italianos antes de la unificación

Los Estados italianos antes de la unificación fueron:
– El reino de Cerdeña (Cerdeña y Piamonte)
– El reino de las Dos Sicilias
– Los Estados de la Iglesia
– El reino Lombardo-Veneciano
– Los ducados de Parma, Modena y Toscana.

Bandera Italiana

Oficialmente, con la proclamación del reino de Italia, se adoptó la versión creada por Carlos Alberto de Saboya, con el escudo Saboyano rematado por una corona real. Este modelo permaneció vigente ochenta años, hasta la caída de la monarquía, el 2 de Junio de 1946 y desde aquel momento la bandera nacional está conformada sin ninguna insignia o escudo.

El poeta Francesco Dall'Ongaro, expuso la simbología de los colores de la bandera empleando una descripción del territorio italiano. "Blanco como los Alpes, rojo como los volcanes y verde como las llanuras de la Lombardía".