"Un recorrido hacia nuestro pasado jesuítico"

Publicado el 18/10/2017

El viernes 13 de octubre los estudiantes de 2do año del Colegio Íatlo Argentino Dante Alighieri realizaron un viaje educativo a las ciudades de Córdoba y Alta Gracia como parte de un proyecto del Espacio Curricular Historia. En la ocasión  fueron acompañados por las profesoras María Fernanda Riberi (responsable del proyecto) y Patricia Pollo, Coord. área Italiano.

El Patrimonio histórico y cultural de una comunidad hace a su identidad, a su especificidad en el tiempo y en el espacio. La provincia de Córdoba cuenta con numerosos testimonios materiales del pasado, ya sea prehispánicos, coloniales o desde los años transcurridos desde la independencia nacional.

El objetivo de la propuesta es conectar al estudiante con el medio histórico inmediato del cual, la mayoría de las veces, desconocen su valor patrimonial histórico como el de edificios, monumentos, museos, etc. que les permita visualizar y advertir la trascendencia de sus construcciones, los distintos movimientos artísticos originados en el exterior y transculturados a nuestro medio, la influencia de sus actores en el medio socio-político-económico de ese momento.

Específicamente, se pone el acento en el legado de la Compañía de Jesús; “La Manzana Jesuítica” que comprende la Universidad de Córdoba (fundada en 1613) una de las más antiguas de América Latina, la Iglesia de la Compañía, el Colegio Máximo (hoy Colegio  Monserrat) y el edificio contiguo a la Iglesia que hoy alberga al Rectorado de la Universidad, donde se pueden visitar su claustro, el jardín y el monumento a su fundador, el Obispo Trejo y  Sanabria, en tanto en el primer piso funcionan la Biblioteca Mayor y la biblioteca. También se recorrerá la estancia jesuítica de Alta Gracia que forma parte del complejo de estancias que permitió a los jesuitas sostener económicamente su proyecto educativo. 

Como cierre del proyecto los estudiantes deberán presentarán un trabajo escrito acerca de la importancia del patrimonio cultural y su conservación.

¡Fue una jornada extensa, pero vivida intensamente!